Looking for Something?

Conoce los antioxidantes y digestivos beneficios de la nectarina

Para elegir adecuadamente las nectarinas, es importante comprender que existen dos tipos: con pulpa blanca y pulpa amarilla o naranjada.
-Nectarina blanca: Tal como su nombre lo indica, su pulpa es blanca y de un sabor azucarado levemente ácido. Las variedades más populares son las de China, Japón y sus vecinos asiáticos.
-Nectarina roja: La pulpa de este tipo de nectarina es amarilla con un sabor bastante dulce y un tejido fibroso. Se utiliza en la elaboración de postres, batidos, tortas, compotas y otros. Es la favorita de los países europeos y norteamericanos.

Se pueden elegir las de piel lisa y brillante, con cierta firmeza y ligeramente flexibles al tacto, pues los de excesiva dureza pueden implicar que no han madurado lo suficiente o su pulpa no es muy jugosa.
Las Nectarinas no deben congelarse. Si se han adquirido verdes lo más adecuado es conservarlos a temperatura ambiente hasta que hayan madurado. Se conservan durante unos días a temperatura ambiente y varias semanas en el refrigerador. Una vez hayan madurado es cuando podemos guardarlas en el frigorífico, pero eso se hará en en el lugar menos frío de la nevera procurando además mantenerlos alejados del resto de frutas.

A la hora de consumirlas las podemos comer directamente crudas, aunque hay muchas personas que las preparan cocidas, o las presentan en helados, compota o mermeladas. Sea cual sea nuestra opción, la nectarina debe formar parte de la dieta del verano.

¡Cuéntanos tu forma de prepararla y si quieres comparte con nosotros alguna receta rica!

Comentarios

comentarios

Páginas: 1  2  3